NUESTRAS EXPRESIONES Y DICHOS, FRASES Y MODISMOS 1

Los mexicanos nos distinguimos por la alegría, el ingenio y el gran corazón que tenemos.

Y hoy te traemos un especial de algunas frases que utilizamos comúnmente, en nuestras expresiones diarias.

AQUI HAY GATO ENCERRADO

Por mi mente pase una imagen de un felino siendo víctima de un encierro, pero esta frase tiene un origen muy curioso. La palabra “gato” en este dicho, se refiere a un pequeño bolso donde se guarda dinero, el clásico costalito de monedas que vemos en las películas. Cuando la gente viajaba con dinero y no querían ser asaltados durante el camino, cosían estos pequeños costales en alguna parte oculta de la ropa. Cuando este bolso secreto era descubierto se decía “aquí hay gato encerrado” y el buen hombre era despojado de sus moneditas.

AGUAS o ¡AY VA EL AGUA!

Durante la época de la Colonia el drenaje no era común para todos los hogares, así que la forma de deshacerse del agua sucia (y de… otras cosas) era tirándola desde los balcones hacia la calle.  Antes de lanzarla, la persona gritaba “aguas” para prevenir algún percance.

YA CHUPÓ FAROS

Su origen proviene de la Revolución Mexicana, tiempo en el que los fusilamientos eran muy comunes. A las personas que iban a matar generalmente les concedían un último deseo, y el de muchos era fumar un cigarro. En esas épocas los Faros eran los más comúnes, así que casi todos morían “chupando Faros”.

EL QUE QUIERA AZUL CELESTE, QUE LE CUESTE

Esta frase que se refiere a que hay que trabajar muy duro por algo que se desea. Se cree que su origen se debe al arte, pues para que los pintores obtuvieran un azul claro o celeste para sus pinturas tenían que obtenerla de una piedra preciosa: el lapislázuli, así que quien quería celeste en sus obras de arte debía pagar mucho para tenerlo.

ME HACE LO QUE EL VIENTO A JUÁREZ

La usamos para decir que algo nos tiene sin cuidado.

Existen 2 hipótesis sobre su origen. La primera dice que Benito Juárez, salía a pescar junto con sus amigos, pero un día, el viento los sorprendió y los niños asustados, se lanzaron al agua y llegaron a la orilla. Benito permaneció en la barca y nada le pasó. La anécdota se expandió por el pueblo de Guelatao.

La segunda teoría indica que tras la muerte de Juárez, en uno de los murales que se hizo en su honor, Benito aparecía muy bien vestido y peinado, pero en el fondo se veía una bandera que ondeaba con gran fuerza, como si un fuerte viento la estuviera moviendo. Ante la incongruencia del cuadro, se expandió la idea de que ni el viento podía despeinar a Benito.

LA TERCERA ES LA VENCIDA

Hay varias hipótesis sobre su origen:

Puede venir de que la lucha de cuerpo a cuerpo consistía en 3 caídas.

De una expresión de los romanos, pues en la primera fila del ejército estaban los hombres menos preparados, en la segunda los intermedios y en la última los más veteranos y valientes.

Y una última, es de la expresión que se remonta a los siglos XVI y XVII. En aquella época, si un ladrón reincidía y se le encontraba culpable de robo tres veces, se le colgaba en plazas públicas como muestra del poder que tenía la autoridad. Para los ladrones de aquellos tiempos, la tercera era la vencida.

“Chiflando y aplaudiendo”

Su origen proviene de los tinacales sin tejas y que era detenido solo por palos, en donde los tlachiqueros (personas que recibían el agua miel), tenían que menearlo de manera rápida para que se fermentara. De esta forma nació el pulque.

Los tlachiqueros tenían que chiflar mientras hacían esta labor por órdenes del patrón, pues si no lo hacían, los empleados se verían tentados a probar un trago. Ahora ya sabes porque te dice así la familia de tu novia. Para que mantengas tus manos en otro lugar.

TE VOY A LEER LA CARTILLA

Usada para regañar a alguien y amenazarlo si es que no cumple con sus promesas. Las cartillas eran unos libritos que contenían las normas básicas del funcionamiento de un oficio, así que se cree que esta frase tiene sus orígenes en los campos militares.

En el siglo XIX los militares tenían cartillas con normas básicas por lo que al leer los librillos entendían que debían acatar las normas y ser disciplinados o se atendrían a las consecuencias.

SEPA LA BOLA

Es una manera de decir “yo no tengo ni idea” o “a mí ni me veas, ¿yo qué?” cuando alguien pregunta quién es el responsable de algo.

Esta frase surgió en tiempos de la Revolución Mexicana. Se dice que en los levantamientos callejeros había de todo, campesinos, mujeres encabritadas, militares… A este grupo tan se le conocía como “la bola”, que lo único que tenía en común era querer tirar la dictadura de Porfirio Díaz.

Cuando había destrozos o saqueos y no había a quién echarle la culpa, la gente simplemente decía que había sido “la bola”.

ANDO COMO CALZÓN DE PUTA o DEL TINGO AL TANGO

El origen de esta expresión viene de “del tingo al tango”. Tingo, conocido también como Villa de Tingo, es un poblado peruano que pertenece a Arequipa. Geográficamente, Perú se ubica al noroeste de Argentina, país originario del tango. Andar del tingo al tango significa entonces, literalmente, andar de arriba para abajo, de Perú a Argentina. Pero el mexicano, sabe perfectamente adaptar las frases, a un mejor contexto.

CAER EL VEINTE

Su origen se debe a las antiguas cabinas de teléfono mexicanas, ya que la única forma de usar un teléfono público era si tenías monedas de veinte a la mano.

En ese tiempo, se metía el veinte en la ranurita, marcabas y cuando te contestaban, el veinte caía; entonces ya podías hablar y te podían oír.

VETE AL CARAJO

Se le llamaba carajo, a la pequeña canastilla que se encontraba en lo alto del palo mayor de los barcos antiguos. Cuando algún marinero cometía alguna falta, se le mandaba al carajo como castigo ya que era la parte más inestable del barco.

Así que ya sabes a donde mandarás a quien lo desees, o a donde te enviarán.

COMO PEDRO POR SU CASA

Según la tradición , se desconoce quien era el tal Pedro del que se habla, aunque algunos autores lo sitúan en Aragón (España), donde existe una versión que dice: “Entrase como Pedro por Huesca”, que alude a Pedro I de Aragón (1070-1104), que en 1095 reanudó el sitio impuesto a Huesca por Sancho, encontrando muy poca resistencia para tomar la ciudad.

A OJO DE BUEN CUBERO

Según refiere a algo que se hace de forma aproximada, sin precisión exacta, y sin usar ningún tipo de instrumento o herramienta de medición.
Antiguamente las cubas destinadas a contener agua, vino, aceite u otro líquido distinto eran fabricadas una a una por el cubero de forma artesanal y su capacidad variaba mucho en función de las medidas dictadas por los señores feudales. Todo dependía pues de la habilidad y el “buen ojo” del cubero para calcular su tamaño y que fueran todas más o menos iguales.

YA NOS CAYÓ EL CHAHUISTLE

Proviene del náhuatl (chahuitztli), su significado es “enfermedad del maíz”, un hongo que invade las cosechas de los agricultores, considerada como una verdadera tragedia. Actualmente, esta frase la utilizamos para expresar que nuestros problemas están a punto de empeorar o nos va a suceder algo no agradable, digamos, ya valió. Ejemplo: Te dije que no te pasaras ese alto, ahora por tu culpa ¡ya nos cayó el chahuistle! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *